Sea cual sea tu realidad, la ropa que elegimos día a día habla más de nosotros mismos de lo que creemos

Texto por María Sofía Cervantes