Un intermedio de lo que somos ahora a lo que nos encanta del ayer.