Texto por Aramara Corona

Ser nosotros mismos es lo más hermoso que podemos regalarnos y regalarle al mundo. Ser tal y como queremos, vernos como siempre hemos soñado, usar las prendas que queramos y, sobre todo, serle fiel a nuestros corazones. Esto es algo que todos deberíamos hacer sin miedo a la sociedad, a las represalias, al que dirán o pensarán.

Es momento de crecer y aceptar, de no vivir bajo el yugo de los comentarios, no regir nuestras acciones con los parámetros de la sociedad y aprender a establecer los propios para ser felices. La aceptación personal va más allá de querernos tal y como somos, engloba el hecho de impulsar quienes somos y arriesgarnos a experimentar, a conocer e identificar lo que queremos y cómo sin prejuiciosos ni temores.

Muchos hemos atravesado el dilema de la individualidad y nos hemos cuestionado ¿me arriesgo a dejar lo que tengo por perseguir lo que realmente quiero?. La mejor respuesta y decisión que podrás tomar en tu vida es . Romper paradigmas, la creación de sentimiento de pertenecía hacia ti mismo y la generación de apertura en la mentalidad de la sociedad te permitirá vivir libre de ataduras para direccionar tu vida a lo que siempre has deseado, disfrutando tu verdadera vida.

La identidad personal es aquello que nos diferencia de los demás, eso que nos hace únicos e inigualables, es la concepción y la forma de expresión que cada persona tiene de sí mismo; no te prives de abrazar quien eres en realidad por miedo.

El miedo es un factor constante en nuestras vidas, es capaz de invadir nuestras mentes y limitarnos a intentar, puede hacer que te adelantes a las situaciones que no conoces y a frenarte para proteger tu vida o simplemente salvarte de una experiencia negativa… pero ¿realmente vale la pena frenar todo? ¿realmente será que estoy evitando una experiencia negativa? Nuestras mentes pueden ser muy poderosas y en ocasiones nos juegan malas pasadas que pueden ser solo producto de nuestra fuerte imaginación. Es hora de comprobarlo por ti mismo, verás que al final solo son finales desastrosos que estaban en tu cabeza, que te impedían demostrarle al mundo tu brillo tan único.

Todavía no lo sabes, pero es posible que al ser quien tú quieres, seas capaz de inspirar a otros a intentar lo que desean, de ser un eslabón de avance y aceptación. Con una persona capaz de ser fiel a sí mismo es posible iniciar una revolución, un cambio que permita abrir la mente de los que nos rodean para un futuro lleno de respeto y aceptación. Todos deberíamos ser nosotros mismos sin miedo a lo que nos rodea.

Fotografias: Gerardo Sierra
Modelos: Georgie de Barba, Beltrán, Leo Corro, Erick Pachón.
Maquillaje: Georgie de Barba
Locación: Nicho Bears & Bar
Agradecimiento especial a Adrian Garfias.