Llegó a nosotros la semana (o más bien las casi dos semanas) en las que podemos aprovechar las promociones que tienen tantos establecimientos, marcas nacionales e internacionales. En esta época, un tanto inesperada de acontecimientos fuera de toda nuestra lógica, no podemos pasar por alto que debemos ser muy conscientes del uso efectivo de nuestro dinero, muy en especial en este nuevo modo de incentivarnos a un gasto (a veces por demás innecesario) el famoso BUEN FIN.

“Una buena compra es aquella que ha tenido un detallado análisis previo”

Como emprendedores, debemos evaluar mucho lo que queremos alcanzar durante este periodo de 12 días, ya seas freelancer, tengas negocio propio, marca pequeña, familiar o grande, es vital tener claro cómo aportamos a nuestros clientes o consumidores finales, dándoles una solución inmediata a las diferentes necesidades que cubrimos.

Como consumidores, son más cosas las que debemos medir para llevar a cabo el consumo inteligente. Primero debemos evaluar si es realmente es necesaria para nuestro día a día. Después, llevar conscientemente un comparativo del costo, así como si representa su efectividad en un beneficio acorde al pago, verificando si dicho beneficio ofrecido es mayor al gasto realizado o a los meses sin intereses (un ejemplo que todos vemos en muchísimas ofertas actuales). Hay que pensar muy bien la compra que haremos para no dejarnos envolver por “promociones” engañosas, calculando si el gasto que haremos no afecta nuestra economía a corto o mediano plazo; por ejemplo, si no estamos sacrificando alguna prioridad como renta, comida o pagos mensuales que luego nos estarían poniendo en una disyuntiva generadora de un estrés innecesario.

Hoy, aunque nuestro confinamiento en casa implica menores gastos en algunos casos, debemos estar conscientes de que los trabajos fijos, pueden verse afectados en una reducción de pago, los freelancers a demanda del mismo consumidor de acuerdo a sus circunstancias, sin perder de vista que también pudiesen verse obligados a bajar sus costos por la oferta externa y la competencia creciente en los diferentes sectores de servicios.

Estamos en una situación fuera de nuestro control, pero lo que SÍ puede ser controlado por nosotros es el no dejarse manipular por el uso atractivo de la mercadotecnia, que solo pretende deshacerse de la mercancía en inventario.Y si, “el buen fin” es una muy buena opción, pero puede que no lo sea en época de pandemia para algunos que no tengan entradas continuas o fijas. Nosotros te recomendamos analizar primero las compras que consideres necesarias para mejoras en tu hogar, estudios, negocios, habilidades, talentos y después enfocarte al ocio, que también es necesario para desestresarnos, relajarnos y disfrutar nuestros tiempos libres.