Entrevista y texto: Betsabé Huidobro. Fotografías: Cortesía de Ricardo De la Torre.

Desde temprana edad siempre tuvo presente lo que quería y a la par de ser un artista sabía que sería arquitecto. Le encantaba dibujar, pintar y diseñar.

Su vocación por la pintura sintió conocerla desde muy pequeño, se identificaba con las artes plásticas, la pintura, el dibujo, y la escultura pues de alguna forma se le facilitaba, especialmente el dibujo. Dibujaba todo lo que le permitirá sacar el provecho máximo a su talento. Antes de ser pintor, fue dibujante durante mucho tiempo, sus trabajos los realizaba solo a carboncillo.

Arquitectura y arte, las bases académicas del desarrollo de su arte.

En 2014 se fue a estudiar a Burgos Arquitectura, su es- tancia allá fue financiada por una exposición en donde vendió todo su trabajo. Estudio pintura con Miguel Acevedo en Madrid y una buena temporada, sus òleos fueron inspirados en cosas que vivió en España. En 2016 estuvo en Nueva York tomando cursos de pintura al natural, figura humana, entre otros.

Descubre su vocación por la pintura desde muy pequeño, se identificaba con las artes plásti- cas, la pintura, el dibujo, y la escultura pues de alguna forma se le facilitaba, especialmente el dibujo. Dibujaba todo lo que le permitirá sacar el provecho máximo a su talento. Antes que pintor fue dibujante duran- te mucho tiempo, sus trabajos los realizaba solo a carboncillo. Desde temprana edad siempre tuvo presente lo que quería y a la par de ser un artista sabía que sería arquitecto. Le encantaba dibujar, pintar y diseñar.

El arte para él es un estilo de vida, siempre le aposto a sus manos y a su creatividad. Hay ciertas cosas que no puede expresar verbalmente y lo hace a través de su trabajo. Disfruta mucho de cosas diferentes como el campo, la luz, la gente, el movimiento haciendo énfasis en él dentro de sus pinturas y captar un momento.

Estar en contacto con el campo al aire libre y viajar le permiten llenarse la mente y el ojo inspirándose para seguir pintando. Considera que en el lado de la promoción el arte contemporáneo es algo complicado para los artistas clásicos ahora pues encontrar su espacio como artista dentro de los galeristas, las galerías, subastadores, etc; no es nada fácil.

Parte de sus técnicas, se derivan de la escuela clásica, esta sigue siendo un punto de partida. Con el tiempo ha ido apreciando la escuela impresionista mezclada con toques realistas aclarando que no todas sus obras son lo mismo. Ha ido tomando una rama impresionista y contemporánea, parte de su herramienta de trabajo son sus manos. Impresionismo contemporáneo que parte de un fondo clásico con un toque de modernismo.

Compara el arte con el amor, dice que la percepción del amor cambia conforme crecemos y lo mismo sucede cuando va viendo sus obras. No es repetitivo con su trabajo aprovecha cada tela para transmitir cosas diferentes. Trata de expresar momentos de su vida, momentos que va viendo, el movimiento, la luz, la cultura.

El arte en el mundo contemporáneo es diverso, la técnica y el estudio no se tienen que perder de vista.

El arte es un reflejo de la humanidad.

Ricardo De la Torre

Se considera un artista cambiante le gusta que la gente saque sus propias interpretaciones, le gusta cuando las personas ven e interpretan cosas diferentes a su perspectiva y más aún cuando una de sus obras saca diferentes deducciones.

Galería y taller, el espacio necesario para analizar su propia evolución creativa.

Hace poco inauguro su galería de autor en San Luis Potosí especialmente para sus obras con el objetivo principal de poder estudiarse así mismo, promover su trabajo y tener un lugar adecuado fuera de su taller para recibir a la gente. Considerada la última exposición más grande que ha llevado a cabo con una gran audiencia siendo una experiencia inigualable para él.

A finales del año pasado estuvo presente en un evento muy importante en San Miguel en Fábrica la Aurora Centro de Arte y Diseño en donde vendió todo su trabajo.